INICIO

ENTRADA DESTACADA

OSTEOPOROSIS MITOS Y VERDADES , 1- DE -3 ENTRADAS

OSTEOPOROSIS MITOS Y VERDADES . PARTE 1 Hablar de este tema para mi es muy reconfortante porque hacer ...

Mostrando las entradas con la etiqueta abejas. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta abejas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 3 de mayo de 2017

PICADURAS DE INSECTOS, ABEJAS, AVISPAS Y HORMIGAS











Los insectos que pican pertenecen aor
den Hymenoptera de la l clase Insecta, de la que existen dos subgrupos principales: ápidos (abejas) y véspidos (avispas, avispones). La hormiga de fuego es un miembro no alado de los himenópteros. Los ápidos suelen ser dóciles y no pican salvo que se les moleste. El aparato picador de una abeja suele varios aguijones, que se suelen desprender tras la picadura. El veneno de los ápitener dos contiene fosfolipasa A2, hialuronidasa, apamina, melitina y cininas. Los véspidos tienen pocos aguijones y pueden picar muchas veces. Su veneno contiene fosfolipasa, hialuronasa y una proteína que se denomina antígeno 5. Los avispones son la principal causa de reacciones alérgicas por picadura venenosa en Estados Unidos.


Una persona normal puede tolerar fácilmente unas 20 picaduras/kg de peso; un adulto normal puede tolerar >1.000 picaduras, mientras que sólo 500 pueden matar a un niño. Sin embargo, en una persona hipersensibilizada una única picadura puede determinar una reacción anafiláctica mortal. En Estados Unidos las picaduras causan la muerte con una frecuencia tres a cuatro veces superior a las mordeduras por serpientes venenosas. Se pueden producir reacciones tóxicas a los componentes del veneno después de 50 a 100 picaduras y manifestarse clínicamente como una anafilaxia.



Las abejas africanas (las denominadas abejas asesinas) son un tipo más agresivo de este insecto que han emigrado desde América del Sur a algunos Estados del sur. Aunque su veneno no es más potente que el de otras abejas, éstas determinan una reacción más grave porque atacan en grupos.


Las hormigas de fuego foráneas causan miles de picaduras cada año en el sur, sobre todo en la región del Golfo. Existen varias especies (Solenopsis richteri), pero predomina Solenopsis invicta, que es responsable de un número creciente de reacciones alérgicas. En las zonas urbanas infestadas, hasta un 40% de la población es picada cada año. El veneno de estas hormigas posee propiedades antimicrobianas, insecticidas, hemolíticas y citolíticas.

TEMAS DESTACADOS